lunes, 8 de noviembre de 2010

LAZOS DE AMOR BRIAN WEISS 1

VIDA ANTES DE LA VIDA


LAZOS DE AMOR BRIAN WEISS
 cap I-
 Lo que a continuación relato procede de documentos médicos, de la trascripción de cintas magnetofónicas que grabé y de mis propios recuerdos. Sólo he modificado los nombres y pequeños detalles para no faltar al secreto profesional.  Es una historia sobre el destino y la esperanza, una historia que ocurre en silencio tdos los días. Ese día, alguien estaba escuchando.
1
Sabed, por tanto, que del silencio más in­menso regresaré. [...] No olvidéis que vol­veré junto a vosotros. [...] Unos momentos más, un instante de reposo en el viento, y otra mujer me concebirá
KAHLIL GIBRAN
Hay alguien especial para cada uno de noso­tros. A menudo, nos están destinados dos, tres y hasta cuatro seres. Pertenecen a distintas genera­ciones y viajan a través de los mares, del tiempo y de las inmensidades celestiales para encontrar­se de nuevo con nosotros. Proceden del otro la­do, del cielo. Su aspecto es diferente, pero nues­tro corazón los reconoce, porque los ha amado en los desiertos de Egipto iluminados por la luna y en las antiguas llanuras de Mongolia. Con ellos hemos cabalgado en remotos ejércitos de guerre­ros y convivido en las cuevas cubiertas de are­na de la Antigüedad. Estamos unidos a ellos por los vínculos de la eternidad y nunca nos abando­narán.
Es posible que nuestra mente diga: «Yo no te conozco.» Pero el corazón sí le conoce.
Él o ella nos cogen de la mano por primera vez y el recuerdo de ese contacto trasciende el tiempo y sacude cada uno de los átomos de nuestro ser. Nos miran a los ojos y vemos a un alma gemela a través de los siglos. El corazón nos da un vuelco. Se nos pone la piel de gallina. En ese momento todo lo demás pierde importancia.
Puede que no nos reconozcan a pesar de que finalmente nos hayamos encontrado otra vez, aunque nosotros sí sepamos quiénes son. Senti­mos el vínculo que nos une. También intuimos las posibilidades, el futuro. En cambio, él o ella no lo ve. Sus temores, su intelecto y sus proble­mas forman un velo que cubre los ojos de su co­razón, y no nos permite que se lo retiremos. Su­frimos y nos lamentamos mientras el individuo en cuestión sigue su camino. Tal es la fragilidad del destino.
La pasión que surge del mutuo reconoci­miento supera la intensidad de cualquier erup­ción volcánica, y se libera una tremenda energía. Podemos reconocer a nuestra alma gemela de un modo inmediato. Nos invade de repente un sentimiento de familiaridad, sentimos que ya co­nocemos profundamente a esta persona, a un ni­vel que rebasa los límites de la conciencia, con una profundidad que normalmente está reserva­da para los miembros más íntimos de la familia. O incluso más profundamente. De una forma intuitiva, sabemos qué decir y cuál será su reac­ción. Sentimos una seguridad y una confianza enormes, que no se adquieren en días, semanas o meses.
Pero el reconocimiento se da casi siempre de un modo lento y sutil. La conciencia se ilumina a medida que el velo se va descorriendo. No todo el mundo está preparado para percatarse al ins­tante. Hay que esperar el momento adecuado, y la persona que se da cuenta primero tiene que ser paciente.
 Gracias a una mirada, un sueño, un recuerdo o un sentimiento podemos llegar a reconocer a un alma gemela. Sus manos nos rozan o sus la­bios nos besan, y nuestra alma recobra vida súbi­tamente.
El contacto que nos despierta tal vez sea el de un hijo, hermano, pariente o amigo íntimo. O. puede tratarse de nuestro ser amado que, a través de los siglos; llega a nosotros y nos besa de nue­vo para recordarnos que permaneceremos siem­pre juntos, hasta la eternidad.

Consulta por el

Promo especial por reservar y confirmar tu estudio antes del día 10 de cada mes, 20% de descuento en su valor





 

Copyright © 2002, Octogon Mistic®. Todos los derechos reservados. Todas las marcas registradas son propiedad de la compañía respectiva o de Octogon Mistic- La información aquí vertida es superficial, y no habilita para realizar ningún estudio profesional. Para obtener tu estudio en forma profesional debes contactar con nosotros. Prohibida su reproducción total o parcial.

Tarot-Videncias-Fr

Tarot-Videncias-Fr
Tarot-Videncias-Numerología-Fr

Si te gustó, compártelo


Share/Bookmark

¿Quién has sido en tus tantas Vidas Anteriores?


Todos tenemos un alma inmortal.Estamos en un cuerpo que es como nuestro ropaje, durante un tiempo, pero nuestra esencia no es esa cáscara, es mucho más profunda.
Gran cantidad de lo que nos ocurre en la vida actual proviene en gran medida de acontecimientos ocurridos en vidas anteriores.

¿Por qué reencarnamos?

Hay muchas lecciones para aprender acerca del amor, la paz interior, la compasión, el perdón... Por ello reencarnamos una y otra vez.

Una lección puede llevar una o más vidas, depende de nosotros y las circunstancias. Siempre hay tiempo para ello.

También existen personas que simplemente eligen volver para ayudar a otra gente como misión en su vida, habitualmente esto ocurre con almas más evolucionadas.
¿Cómo puede ayudarnos el conocer nuestras vidas anteriores en nuestra vida actual?
El conocer vidas pasadas, por el método que fuere, permite resolver karmas, al mismo tiempo es posible borrar rastros y cortar energéticamente con situaciones que no nos permiten avanzar.

ESTUDIO DE VIDAS PASADAS SIN REGRESIÓN
A través de este Estudio podrás saber qué actividad tuviste en las encarnaciones pasadas, en qué países y años has vivido, cuando has sido hombre o mujer, tu personalidad, etc. Es un estudio muy simple, y nada convencional, ya que no lo hago a través de una regresión.
consúltame

Solicita tu estudio de Vidas Pasadas

Solicita tu estudio de Vidas Pasadas
Completa el formulario de contacto